El elefante desaparece de Haruki Murakami.

Murakami, Haruki

El elefante desaparece

Tusquets Editores, 2016

ISBN 978-987-670-321-5

343 páginas

Haruki Murakami, probablemente sea el autor japones más famoso de entre los contemporáneos, lanza su última obra conocida como “El elefante desaparece”, un rejunte de relatos y cuentos cortos que superan lo imaginado.

Dependiendo de la cultura “murakamista” que el lector tenga, éste va a poder discernir entre un par de relatos al azar o una red de conexión entre muchos personajes ya conocidos que Murakami trajo a su mundo literario. Prueba de ésto se configura en su primer capítulo en donde el relato es exactamente el mismo que el primer capítulo de su famosa novela “Crónica del pájaro que da cuerda al mundo”. Sin embargo, lo curioso es que muchos cuentos que integran esta última obra, están interrelacionados con los personajes de la novela ya nombrada. Murakami logra unir en cuentos que parecen ser novedosos, todo un entramado en relación al pasado de personajes tales como Tooru Okada y su mujer Kumiko, y el hermano de ésta Noboru Watanabe (Wataya en Crónica, Watanabe en El elefante desaparece). En parte, hay por lo menos dos capítulos que constituyen una precuela a la historia de amor central que se plasma en “Crónica”.

Por otro lado, existen otros cuentos, algunos puede que tengan un dejo librado al azar, pero lo curioso es que muchos de sus personajes pueden en parte estar relacionados con cuentos anteriores pertenecientes a la misma obra, ya que no sabemos el nombre de ninguno de todos ellos. Todos parecen residir en cierta ciudad de Japón y muchos tienen “hermanos posesivos”. También es importante destacar que muchos de los protagonistas masculinos de estos relatos, tienen profesiones relacionadas a la escritura, lo cual nos hace pensar que en cierto sentido el autor deja entrever una pizca de referencias personales.

Finalmente, hay dos relatos que se caracterizan por la esencia llena de suspenso que conlleva Murakami, estos son el caso del cuento en el que la esposa perfecta padece de insomnio y el del enano maldito. Es interesante el ritmo de la lectura ya que uno nunca se imagina ni espera lo que sucede en estos relatos.

Haruki Murakami, candidato a ganar el Premio Nobel de la Literatura 2016, una vez más, en su último trabajo, nos demuestra el por qué de su popularidad y prestigio.

 

Open: Memorias. La autobiografía de Andre Agassi.

 

Open: Memorias. Andre Agassi.

J.R. Moehringer

Duomo Ediciones, Edición 2015

ISBN: 978-84-15945-48-2

Páginas: 475

 

Mi reseña contemplando el lado más humano del famoso tenista

En 2009, Andre Agazzi, famoso jugador de tennis, con la colaboración de M. R. Moehringer, lanza su autobiografía. M. R. Moehringer es un escritor y periodista estadounidense que detenta, entre sus mayores logros, el Premio Pulitzer de Periodismo en 2002.

Con la combinación de este dúo, nace una suerte de “novela” ya que muchos de los lectores nos sorprendemos a medida que vamos leyendo la historia de vida del gran tenista. Me refiero a novela en el sentido de que la fantástica autobiografía de Agassi, tiene muchas características que resultan difícil de creer. No por eso significa que sean mentiras, pero el lector suele conmoverse e incluso sorprenderse demasiado con la complicada vida que tuvo este personaje, y aun así salió adelante.

Amores y desamores. Un casamiento que terminó por hundirlo en su propia desgracia. Affairs con las drogas, un pequeño acercamiento que pudo costarle su vida profesional. Amistades que lo apoyaron a lo largo de su carrera, amistades que estuvieron a su lado en los peores momentos de su vida. También un deseo inagotable de ayudar a quien mas lo necesita, y por supuesto, más alla de lo dificultoso del camino que tuvo que andar, la suerte muchas veces estuvo de su lado.

Su mejor amigo le vaticinó que su mujer sería Brooke Shields, siendo los dos unos adolescentes que nada habían conseguido hasta el momento. Se enamoró perdidamente de Steffi Graff (siempre Stephanie para él) y logró casarse con ella. Muchas de sus victorias las atribuye al poder del amor, pareciera ser. Finalmente, recaudó el dinero suficiente para abrir su fundación y es al día de hoy su factor de motivación y reflejo de que una vida llena de sacrificios, vale la pena.

En cuanto a su familia primaria, no cabe duda de la pena que da leer lo tortuoso que fue criarse con un padre que lo presionaba incluso por encima de sus capacidades físicas. De todas formas, uno puede canalizar ese dolor con la aparición de su entrenador Gil Reyes, quien toma la posición del padre contemplativo y afectuoso que uno elige en la vida.

Sin embargo, lo más destacable es aquel prefacio por el cual uno decide comenzar a leer una autobiografía de un tenista, siendo que tal vez es preferible leer alguna novela o cuento corto de un famoso escritor de literatura contemporánea (tal vez). En la contratapa, dice así:

“Odio el tenis, lo detesto con una oscura y secreta pasión, y sin embargo sigo jugando porque no tengo alternativa. Y ese abismo, esa contradicción entre lo que quiero hacer y lo que de hecho hago, es la esencia de mi vida.”

A partir de esa frase, uno se cuestiona: ¿No es en realidad lo que nos sucede a muchos a lo largo de nuestras vidas? No lo digo en referencia al tenis, si no en cuanto a lo que hacemos y a lo que nos dedicamos. No muchas veces tenemos la posibilidad de intercalar nuestras pasiones con nuestro trabajo. Probablemente tendremos muchas objeciones en cuanto a lo que tenemos que hacer para llevar el pan a nuestra casa, para subsistir, para mantener a una familia. Sin embargo, esa contradicción es la constante puja que hace que nuestras vidas sigan funcionando. Tal vez nos animamos a dejarlo todo y seguir por la senda que nos dicta nuestro corazón; o tal vez nos quedamos y trabajamos aun más duro para poder extraer de lo peor, algo un poco mejor. Es esto lo que viene a demostrarnos Agassi, a pesar de odiar el tenis, de grande pudo cumplir su sueño de abrir y mantener una fundación que eduque a niños que no tienen recursos para ser educados como cualquier otro.

Finalmente, no todo es tan trágico en este libro. De hecho, resulta ser una lectura muy amena, e incluso cómica en muchos párrafos. Sin embargo, es destacable la enseñanza para el día a día que podemos extraer de ella.